Por tercer año consecutivo, se ha celebrado la gala de entrega de los reconocimientos anuales a importantes figuras que apoyan la cultura valenciana. La cita tuvo lugar el pasado martes, 16 de febrero, en el Salón de Actos Alfons El Magnànim del Centro Cultural de la Beneficencia. El acto contó con la presencia de los galardonados Ferran Torrent, Pep Gimeno El Botifarra, los actores de L’Alqueria Blanca y representantes del Consulado de la Lonja y del restaurante Dársena de Alicante, así como de autoridades como el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente de les Corts Valencianes, Enric Morera.

Nuestro  Consejo Regulador tiene la importante misión de representar y defender la cultura del arroz, que cuenta con más de 1200 años de historia. El leit motiv de la entrega de estos galardones es vincularse con figuras del panorama valenciano en las que también se refleja ese interés de conservar la tradición local.

En esta ocasión, se quiso destacar con dicha mención al escritor Ferran Torrent, por ser el primer autor que, publicando en valenciano, ha conseguido ser éxito de ventas y no ha necesitado irse a localizaciones lejanas para ubicar a los personajes dentro de la trama de sus novelas, poniendo en valor así a la ciudad de Valencia.

También al cantante Pep Gimeno “El Botifarra”, por haberse fijado en la cultura local con tan solo 15 años y por su gran labor antropológica de ir de pueblo en pueblo con su grabadora registrando las canciones populares, para después reproducirlas y que, aún hoy, podamos disfrutarlas.

Con el reconocimiento al Consulado de la Lonja se quiso destacar que un edificio con un gran valor histórico como es La Lonja de Valencia, no existiría sin el trabajo que realiza el consulado, una entidad que canaliza desde finales del Medievo el comercio de materias primas de esta ciudad y sirve de órgano de arbitraje de esta actividad.

En el caso de L’Alqueria Blanca y de sus actores, se destacó la labor que hacen estos personajes de un pueblo ficticio por representar un modo de vida de antaño y plasmarlo en la ficción televisiva llegando así a todos los públicos y divulgando con sus historias el día a día de un pueblo de agricultores de los años sesenta.

Por último, se galardonó al restaurante Dársena de Alicante que lleva más de 50 años en activo, porque puso en valor la cocina tradicional valenciana. Hoy es habitual disfrutar de un buen arroz en un restaurante, pero Dársena fue el primer establecimiento que, en sus inicios, incluyó arroces en su carta, algo poco habitual ya que esta especialidad solamente se disfrutaba en el ámbito familiar y casero.

La gala estuvo amenizada por la actuación de Las Reinas Magas y como símbolo del reconocimiento, se le entregó a todos los nombrados una obra original de la serie Hombres en la siega de la pintora valenciana Nuria Ferriol. Al terminar el acto, se sirvió un cóctel con arroz valenciano y vinos de la tierra.