Centenares de personas asistieron, el pasado domingo 20 de septiembre, a la Fiesta de la Siega del Arroz que tuvo lugar en el puerto de Catarroja desde las 9 hasta las 15 horas. Todas las actividades programadas transcurrieron estupendamente, con una gran afluencia de público.

El objetivo de la jornada, además de rendir homenaje al arroz como nexo de unión de la sociedad valenciana, era el de acercar el entorno de la Albufera al ciudadano de Valencia ciudad.

Además, la Fiesta de la Siega del Arroz es la “excusa” para que la gente vea cómo se cultivaba arroz hace 100 años, cuando no había máquinas y muchas personas de zonas del interior de la Comunitat Valenciana, de Albacete y de Teruel venían para segar.

Entre las actividades organizadas había, anillamiento y reconocimiento de aves de la Albufera y una regata de vela latina. Además, también se impartió un curso de cocina de arroz, a cargo del chef valenciano Alejandro del Toro, conocido por su estilo vanguardista. Alejandro elaboró un arroz meloso de anguila y un arroz de clorofila y acelga. Minutos después, el chef fue nombrado Segador D´Honor “por sorpresa”. El cocinero valenciano Alonso Cucarella también intervino en el showcooking, que estuvo conducido por el periodista Pedro García.

El momento clave de la fiesta fue la entrada en el campo de un grupo de varios agricultores para hacer la demostración de siega manual con la ayuda de animales. Se interpretaron los conocidos Cants de Batre, cánticos que acompañaban las labores del campo para hacerlas más llevaderas. Estas melodías rítmicas se interpretaban a capella, en valenciano, y han sido recuperadas por el cantante Pep Gimeno «Botifarra».

Desde las doce del mediodía, los asistentes también pudieron degustar platos de arroz a precios populares y bastante diferentes a los más conocidos, como el arroz de magro, pasas y pimiento, y el arroz depuntilla y ajos tiernos.